PELODISCUS SINENSIS 5-6 cm

€37.00

TORTUGA CAPARAZÓN BLANDO, PELODISCUS SINENSIS . 5-6 cm. Criada en UE. 2019-186300

Mantenimiento: Para mantener adecuadamente esta especie se debe poseer un acuaterrario, con 4/5 partes de agua. La zona acuática debería tener por lo menos 20-30 cm de profundidad para alojar ejemplares juveniles, y de unos 50-60 cm para los ejemplares adultos. Se recomienda el uso de substratos para acuarios, como grava fina (sin aristas que puedan lesionar su caparazón) o, mejor todavía, arena de río. Estas tortugas se enterrarán muy frecuentemente en el substrato. Esta especie es una de las más pequeñas de su familia, por lo que es la que requiere menos espacio. La temperatura ideal ronda los 26 ºC. Es posible que los ejemplares adultos puedan hibernar sin problemas. MÜLLER recomienda que se pongan 2 gramos de sal por cada litro de agua para evitar enfermedades como los hongos. Se recomienda que haya un solo ejemplar en cada acuario, ya que esta especie es muy agresiva. Deben tener una rampa para acceder a la zona terrestre, que utilizan básicamente para la puesta. Los ejemplares adultos pueden vivir sin problemas al aire libre, en un estanque con el fondo lodoso. Si se elige esta opción, será bastante difícil poder observar a las tortugas, ya que pasan casi todo el día en el agua, y son bastante asustadizas.
No debe haber piedras o troncos cortantes, ya que podrían lesionar gravemente sus caparazones.
Alimentación:
Es una tortuga carnívora, que suele preferir presas vivas. Se debe intentar acostumbrarla a comer animales muertos, como peces o ratones.  Es recomendable darle de vez en cuando presas vivas. Tanto en presas vivas como muertas, se debe variar lo máximo posible: peces de distintas especies, ratones, moluscos, lombrices o corazón de ternera. En cautividad suele acostumbrarse también a comer pienso para tortugas acuáticas, aunque no debe convertirse en su alimento base.
Comportamiento:
Son unos animales muy tranquilos, que permanecen la mayor parte del tiempo en el fondo del acuario, excepto cuando van de caza. No acostumbran a salir a tomar el sol, aunque de forma ocasional se las puede ver asoleándose. Sólo saldrán a la zona terrestre para realizar su puesta y poco más. Esta especie suele ser muy agresiva, tanto con otras tortugas como con sus cuidadores. Se deben manipular con muchísimo cuidado, ya que con su largo cuello te pueden llegar a morder ni que las cojas por la parte trasera del caparazón. Son también unas grandes cazadoras. Gracias a su velocidad en el agua y a su largo cuello, persiguen a los peces hasta darles caza. Son bastante tímidas, y ante el mínimo movimiento irán hasta el fondo del acuario y se enterrarán en la arena. Con el tiempo van perdiendo esta timidez. Si se alimentan adecuadamente estas tortugas crecerán muchísimo durante su primer año, llegando incluso a alcanzar el peso de 1 Kg.


Añadir al carro:

  • 1 Unidades en Stock


Comentarios actuales: 1

Este producto fue introducido en nuestro catálogo el lunes 01 noviembre, 2010.

Los clientes que compraron este producto también compraron...