Aclimatacion de los peces tropicales

¿Por qué es tan importante la aclimatación?

Los peces no regulan por si mismos la temperatura de su cuerpo sino que ésta depende de la temperatura del agua que los rodea. Por ello cambios bruscos en la temperatura les provoca importantes alteraciones metabólicas como consecuencia del shock térmico. Estas alteraciones afectan gravemente a las defensas naturales. Los cambios térmicos a partir de la que podemos considerar tendrán consecuencias graves serían cambios superiores a los 3ºC de diferencia de temperatura entre un agua a otra ya que recuerda que 1º C para nosotros equivalen a 4º C para los peces..
Estas situaciones, superables en muchas ocasiones, generan un importante desgaste del animal lo que aumenta la posibilidad de la aparición de enfermedades, sobre todo infecciones por bacterias y parásitos, por la pérdida de energía y defensas a la que ha sido sometido. También otros parámetros  muy importantes para ellos y que no deben de varias bruscamente son el Ph, Kh, Gh, NO3...

Métodos de aclimatación:

Existen varios pero expondremos el más común

-Apagar la luz de la habitación y abrir una ventana o encender una luz muy tenue para que no se estresen de estar a oscuras  a que les venga la luz de golpe (recordar que los peces no pueden cerrar los ojos).

-Apagar la luz del acuario, para evitar que se estresen y además  evitar que otros peces les piquen aprovechando que están  aturdidos los recién llegados, también conseguiremos que los peces del acuario estén más tranquilos y que los peces una vez los soltemos de la bolsa no se golpeen con objetos peligrosos desorientados con la luz

- Introducir la bolsa en el acuario aún cerrada, sin abrirse, solamente para que se iguale la temperatura lentamente.

-Abrimos la bolsa a los 10 minutos y doblamos varias veces el cierre de ésta (la parte de arriba), para permitir la renovación de Oxígeno y crear un reborde en la parte superior de la bolsa que nos permitirá dejarla a la deriva en el acuario, para iniciar la aclimatación.

-Pasados 10 minutos desde la introducción del contenedor de transporte en el interior del acuario, añadiremos agua del acuario a la bolsa (no añadir más de un vaso), para ir mezclando el agua de transporte con el agua del acuario final.

-Pasados 10 minutos más, repetimos la acción anterior.

-Pasados 10 minutos más, liberamos a los peces, sin verter el contenido sobre el agua del acuario (los peces pueden resultar dañados), sino que los cogemos con una red para no introducir agua de la bolsa en nuestro acuario. Siempre hay que evitar introducir agua de otros acuarios en el nuestro.

-No alimentarlos ni encender la luz hasta pasadas unas horas de adaptación (hasta 12 horas en función del estrés soportado por los recién llegados).

* Como apunte final para la aclimatación, aunque pueda resultar evidente, hay que hacer hincapié en la importancia de tener el agua del acuario final o de aclimatación en buenas condiciones químicas (valores de NH3=0, NO2=0, NO3= 5-20 y PO4= 0,1-0,5) y sus parámetros en el rango adecuado (PH, GH, KH, Temperatura, O2); siempre viene bien añadir soluciones antiestrés, complejos vitamínicos y similares, para facilitar la adaptación de los ejemplares.

 

Su dirección IP es: 54.225.20.73
Derechos © 2017 PLANTIBER- www.plantasdeacuarios.com. Tienda Software:Zen Cart
Tienda de animales